Header Ads

Cuando el divorcio es cuestión de millones de dólares



Mackenzie Tuttle (nombre de soltera) conoció a Jeff Bezos en 1992, cuando era un brillante financiero y aún no, como ocurrió después, el fundador de Amazon, la empresa privada más cara del planeta y por la que es actualmente el hombre más rico sobre la Tierra. Su fortuna se calcula en 137 mil millones de dólares, astronómica cifra que, todo indica, deberá compartir con Mackenzie Bezos (como se llama su esposa desde que se casaron hace 25 años), y que la convertiría a ella automáticamente en la mujer más rica del mundo.

Por ahora todo son especulaciones, aunque, según el sitio web de información de celebridades TMZ, Jeff y Mackenzie no tenían un contrato de matrimonio. Eso significa que deberán compartir la fortuna de Bezos.

La unión se declaró en Florida, en septiembre de 1993, según los documentos consultados por la AFP, pero es el último lugar de residencia el que cuenta en caso de divorcio en Estados Unidos. Los Bezos tienen casas en Seattle y Washington, Texas y Beverly Hills (California), pero, a juicio del abogado Randall Kessler, del despacho Kessler & Solomiany en Atlanta, el lugar donde se realice el trámite importa poco porque de todos modos es de prever que las negociaciones serán arduas. “En algunos estados rige el sistema de comunidad de bienes; en otros, el principio de división equitativa, lo que supone una repartición proporcional, pero incluso en esos, generalmente se llega a 50-50”.

A la espera de lo que pase con ese proceso que ahora arranca, los medios han comenzado a explorar la posibilidad de que se trate de un divorcio amistoso, a juzgar por los mensajes de cariño que ha expresado Bezos públicamente a su mujer en los últimos días. Hace poco escribía en Twitter: (…) “Hemos vivido una vida increíble juntos, como una pareja casada, y también vemos el futuro con optimismo, como padres, amigos, socios en negocios y proyectos, y como individuos que persiguen aventuras y propuestas nuevas. Aunque las etiquetas sean diferentes, seguiremos siendo una familia y seremos amigos muy queridos”.

Bezos tiene 55 años y su futura exmujer, 48. Tienen tres hijos adolescentes y una pequeña adoptada de la China. Él se graduó en ingeniería eléctrica y ella es filóloga inglesa. En el centro del divorcio está Lauren Sánchez, quien fuera presentadora de un programa matinal de la cadena Fox en Los Ángeles, según informaron varios medios de comunicación en Estados Unidos. 

Mientras se resuelve el que ya se ha considerado el divorcio más caro de la historia, aquí va un repaso a otros que, en su momento, también generaron la atención mundial por las cifras millonarias que tuvieron que desembolsar los maridos. A esta lista hay que añadir a Tiger Woods y Elin Nordegren; Michael Jordan y Juanita Vanoy; Arnold Schwarzenegger y María Shriver y el magnate ruso Roman Abramovic y Dasha Zukhova.

Rupert Murdoch y Anna Torv
El magnate de los medios de comunicación, propietario, entre otros, de Fox News y 20th Century Fox, ya lleva dos divorcios millonarios encima. El primero fue en 1999 con Anna Torv. Tuvo que pagar 1.200 millones de dólares. Después se divorció de Wendi Deng. Actualmente está comprometido con Jerry Hall, exesposa de Mick Jagger.

Dmitri Rybolovlev y Elena Rybolovleva
Sería el divorcio que desbancaría a Jeff y Mackenzie Bezos del número uno del ‘top’. Rybolovlev, dueño del club AS Mónaco, pagó 604 millones de dólares a su ex en el 2014.

Berfni Ecclestone y Slavica Radic
El amor se acabó después de más de 20 años de relación. A Ecclestone le costó la no desdeñable cifra de 670 millones de dólares. La historia fue carne de los tabloides del corazón en el 2008.

Alec Wildenstein y Jocelyn Wildenstein
En 1999, un juez decidió que Alec debía darle la mitad de su fortuna a su mujer. En ese entonces fueron 2.500 millones de dólares y 100 millones anuales durante 13 años. Ella comenzó a sufrir una adicción a las cirugías que hizo que hoy su rostro se vea deforme y que se la conozca como ‘la mujer gato’. A sus 77 años es toda una celebridad en Nueva York, pero recientemente confesó que se quedó en la ruina.

Mel Gibson y Robyn Moore
Llevaban más de 30 años de casados. Ella es la madre de sus siete hijos y en 2011 decidieron poner punto final a su relación. Gibson tuvo que entregarle más de 400 millones de dólares. La separación de Gibson y Moore todavía sigue siendo la número uno en la industria de Hollywood.

CRÉDITOS PARA: www.eltiempo.com


Para negocios y publicidad "haceraps3@gmail.com"

No hay comentarios

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Con la tecnología de Blogger.