‘El país, en riesgo de recorte de calificaciones de Fitch y Moody’s’ - Zeicor

Zeicor

La mejor página de tecnología de América latina.

DESCARGAS SUPER RÁPIDAS

LO MAS CALIENTE 😵

DESCARGA CON 1 SOLO CLIC

sábado, 26 de enero de 2019

‘El país, en riesgo de recorte de calificaciones de Fitch y Moody’s’



l pulso fiscal que vive el país este año y con el cual tendrá que lidiar también el próximo año está siendo revisado con lupa por la calificadores internacionales, dos de las cuales podrían darle un leve castigo a Colombia.

Se trata de Fitch Ratings y Moody’s, las cuales –según el informe Situación Colombia Primer Trimestre 2019 del BBVA Research– tienen entre ceja y ceja al Gobierno colombiano, sobre todo por tres aspectos: el desempeño de las cuentas fiscales, los anuncios de ajustes de gasto público para 2019-2020 y a la estrategia de financiamiento a partir del 2020.


De hecho, Juana Téllez, economista jefe del banco, aseguró: “Vemos que tenemos una economía en la que el déficit en cuenta corriente se está abriendo, donde hay incertidumbre fiscal y las calificadoras han hecho muchos pronunciamientos recientemente, destacando que están muy pendientes de esta situación”. 

Y agregó que “hay un riesgo que hay que tener en cuenta, y es que nos bajen la calificación. Hay dos calificadoras que nos tienen en BBB y probablemente haya una rebaja en calificación. Sin embargo, no creemos que vayamos a perder el grado de inversión”.

LEVE CASTIGO

Vale recordar que Fitch y Moody’s son las dos que tienen al país con dicha nota, en tanto que la de Standard & Poor’s se encuentra en BBB– desde finales de diciembre del 2017, cuando se la rebajó de BBB. 

El escenario para el país se empieza a nublar levemente por cuenta de estos anuncios, sobre todo porque según el análisis hecho por los directivos del BBVA Research, las reservas que tienen las calificadoras podrían desencadenar un efecto en los inversionistas, quienes podrían ser más exigentes con las condiciones de entrada al país.


A pesar de lo anterior, “es posible que durante el 2019 se dé una mayor entrada de capitales de portafolio, concentrada durante el primer semestre del año, por la reducción de la tasa impositiva (de 14% a 5%) a los rendimientos de esta inversión externa, que se aprobó en la ley de financiamiento, y en ausencia de incertidumbre electoral este año”, señaló. 

Ahora, si bien las previsiones de posibles bajadas de notas crediticias del país podría llevar a que se tenga que pagar más intereses, la ‘buena noticia’ que entregó Téllez es que Colombia mantendría su grado de inversión, es decir, conservaría la confianza internacional que tiene desde hace unos siete años.

(Lea: Persisten temores sobre el déficit fiscal con la Ley de Financiamiento) 

En cualquier caso, el cumplimiento de la meta de déficit fiscal que se tiene para este año (2,4%) será determinante para reducir el impacto de la política fiscal sobre las posibles revisiones de las calificadoras. 

En este punto también será clave que el Gobierno “sea muy claro en su comunicación sobre cómo cerrará sus ejercicios del 2019 y 2020, explicando ampliamente sus cálculos de la regla fiscal. En particular, debe aclarar si está pensando en los espacios que sobre la misma podrían abrirse por temas especiales, como la masiva migración desde Venezuela”.

Este punto cobró relevancia la semana pasada, cuando en entrevista con Portafolio, el presidente Iván Duque aseguró que el Comité Consultivo de la Regla Fiscal debería tomar en cuenta el costo fiscal del flujo migratorio de los venezolanos, calculado en 0,5% del PIB, es decir, unos $5 billones anuales. 

MENOR RITMO

En medio de esta incertidumbre y a la espera de posibles decisiones de las calificadoras, la economía nacional continuaría su senda de recuperación este año, aunque a ritmos menores a los esperados.

A pesar de lo anterior, el producto interno bruto (PIB) nacional se expandiría este año 3%, mientras que en el 2020 llegaría a 3,3%, cifras superiores a la que se habría logrado en el 2018, año en el cual el PIB habría crecido 2,7%. En el 2019, la inversión sería el protagonista principal de la aceleración del producto, si se tiene en cuenta que pasaría de crecer 1,8% anual en el 2018 a 3,9% en el 2019, e incluso se treparía hasta 4,8% el próximo año.

Para el BBVA Research, varios elementos jugarían a favor de este crecimiento, siendo el ‘renacer’ de la construcción uno de los principales. Aquí, el mejor comportamiento de la vivienda de interés social en el país será clave para que el PIB del sector regrese al terreno positivo este año y se mantenga así en el 2020, aunque en este último sería gracias a los inmuebles de alto valor agregado y a los de tipo no residencial.

Sumado a lo anterior, este año las obras civiles también serán importantes para estimular el PIB: “No tanto por las grandes obras de infraestructura de iniciativa nacional, como sí por la mayor ejecución de obras locales y regionales que suelen acelerarse en los últimos años de las alcaldías y las gobernaciones.

De hecho, Alejandro Reyes, economista principal del BBVA Research para Colombia, indicó que será importante para el país este 2019 el hecho de que se terminen los gobiernos regionales y locales, ya que estos “tienden a tener un impulso importante sobre la inversión que realizan”.

Por su parte, las inversiones diferentes a construcción tendrían un 2019 similar al año anterior, aunque su desempeño estará determinado por dos aspectos que se contraponen: por un lado, la deducción del IVA en activos fijos, que podría impulsar la toma de decisiones de inversión, y –por el otro– el menor precio del petróleo y el deterioro de las condiciones externas de algunos socios comerciales, que llevarán a que las empresas con vocación exportadora tengan un menor gasto de inversión.

Al final, ambas cosas “serían similares y la inversión no se aceleraría en el 2019”, sino en el 2020.

ALZA GRADUAL DE LAS TASAS

El BBVA Research también indicó que “pese a que la inflación estará controlada, los choques de la inflación son transitorios y a la actividad económica tendrá una recuperación muy gradual, el papel del Banco de la República no será fácil”. El Emisor tendrá que considerar los déficit fiscal y externo, el alza de las tasas de interés externas y el menor flujo de capitales de portafolio a países emergentes, por lo cual “incrementaría en dos ocasiones su tasa de interés durante 2019, las dos en el segundo semestre del año y de 25 puntos básicos cada una”.


CRÉDITOS PARA: www.portafolio.co


Para negocios y publicidad "haceraps3@gmail.com"

APROVECHA Y DESCARGA GRATIS