En Colombia, gastos con tarjeta son mayores pero menos frecuentes - Zeicor

Zeicor

La mejor página de tecnología de América latina.

LO MÁS CALIENTE DE LA WEB

LO MAS CALIENTE 😵

TE RECOMENDAMOS

miércoles, 6 de febrero de 2019

En Colombia, gastos con tarjeta son mayores pero menos frecuentes

Con gastos superiores a 130.000 pesos con tarjeta débito y a 270.000 pesos con tarjeta de crédito, en promedio, los colombianos son las personas que más gastan con estos productos financieros en Latinoamérica, según el más reciente informe sobre tendencias en medios de pago de la firma Minsait.

Las cifras que muestra el país son altas teniendo en cuenta que, mientras aquí una persona gasta esas sumas, el promedio de pagos asciende en otras regiones de América Latina a algo más de 86.000 pesos en débito y entre 148.000 y 237.000 pesos con tarjetas de crédito.


Lo llamativo es que Colombia es donde menos veces al año se utiliza la tarjeta para pagar, por lo menos en el caso de los productos de crédito. En promedio, una persona hace 14 transacciones al año en el país, es decir, casi una al mes con esta tarjeta, mientras que en ese mismo periodo, alguien que viva en Brasil o en República Dominicana la utiliza unas 40 veces.

De acuerdo con Carlos Bernal, director de servicios financieros de Indra Minsait en Colombia, una de las causas para que esto ocurra es que en el país “se utiliza la tarjeta con especial énfasis para las compras de mayor importe, sobre todo en la modalidad de crédito, utilizando mayoritariamente el efectivo para el resto de las compras”.

Los plásticos vienen al alza en el país, según señala el estudio, pues si se analiza el número de tarjetas en relación con el tamaño de la población, se “han experimentado mayores crecimientos per cápita frente al 2012”. En Colombia circulan 27,5 millones de tarjetas débito y 14,8 millones de tarjetas de crédito.


Es decir que por cada 2,4 tarjetas débito hay una de crédito en el país. “La proporción entre tarjetas de débito y crédito difiere según los usos y costumbres de los diversos países, sin tener que estar asociados a un efecto positivo o negativo”, explica Carlos Bernal, quien agrega que “Colombia está en una proporción bastante similar a muchos países en la región”.

De acuerdo con datos de la Superfinanciera, a noviembre del 2018 se registraron en el país movimientos de 67,5 billones de pesos con tarjetas de crédito, de los cuales 55,1 billones fueron destinados a compras y 16,2 billones, a avances. En el caso de las tarjetas débito, las movidas sumaron 230 billones entre retiros (192,2 billones de pesos) y compras (38,2 billones), lo que significa que no obstante el mayor número de las segundas, el crédito prevalece al momento de hacer compras.

Y aunque el uso de la tarjeta va en aumento, el efectivo no cede terreno como medio de pago predilecto. “El 60 por ciento de las personas bancarizadas (en Colombia) declara que su principal medio de pago es el efectivo”, destaca el informe sobre medios de pago. Esta tendencia parece extenderse a lo largo de la región, donde el efectivo es el método de pago preferido, aunque no en todos los casos sea el principal, como pasa en el país.

En ese orden de ideas se señala que, pese a las cifras que existen en Colombia, es necesario hacer un trabajo que genere incentivos para “promocionar de forma más eficiente los medios de pago digitales”. De otro lado, el estudio analiza que “en la medida en que la informalidad de la economía sea alta, es difícil avanzar en dicha adopción”.

En cuanto a las redes mediante las cuales los colombianos realizan sus transferencias, existen 8.200 datáfonos (POS) por cada millón de habitantes en el país. Esta es una de las cifras más bajas en la zona, junto a Perú (3.900) y México (7.500), puesto que otros países en la región superan la barrera de los 19.000 datáfonos por millón de personas.

De otro lado, Colombia también se encuentra en la parte baja –entre los países analizados- en lo que se refiere a la percepción de las personas sobre el control de los datos financieros, es decir, el conocimiento sobre las empresas que tienen acceso autorizado a sus datos y la forma como este permiso se puede revocar. Apenas un 38,8 % de los colombianos encuestados declaran tener el control de esta información.

Aunque el país está repuntando en el uso de tarjetas, resta trabajo en plataformas y confianza de los usuarios. El dinero en efectivo constituye un reto al que los productos de crédito y débito aún tratan de sobreponerse. No obstante la inclinación existente por el dinero físico, el vocero de Indra-Minsait consultado por EL TIEMPO señala que “es muy positiva la percepción que los colombianos tienen respecto al uso de la tarjeta de crédito como un instrumento práctico que facilita el acceso a la financiación de los bienes de consumo”.


CRÉDITOS PARA:  www.eltiempo.com





Para negocios y publicidad: haceraps3@gmail.com


LO MÁS CALIENTE