En esa página, la influenciadora manifestó que tras el incidente con las autoridades, ella ha sufrido un constante acoso de la policía y que por eso no ha podido conseguir trabajo. Ella agregó que no era “una mala persona” y que los oficiales tenían algo contra ella “sin ninguna razón”.
En entrevista con Daily Mail, la policía australiana se defendió y negó que hubieran adelantado alguna acción en contra de Margarita, de quien puedes ver algunas fotos a continuación: